La estrepitosa caída turística de Rusia

La Ex-Unión Soviética arrastra siglos de historia y un pasado oscuro de un régimen que asesinó 20 millones de personas en los gulag de Stalin, generado por el fallida puesta en marcha del modelo socialista, parece lejano pero hace 33 años, justo en 1989, el año de mi nacimiento, caía el muro de Berlín y se fragmentaba la URSS, lo anterior para dar entrada a una nueva etapa en el país más extenso del mundo, que parecía que se integraría al mundo globalizado como un vecino prometedor en términos económicos, turísticos, sociales y culturales.

Sin embargo la visión de ser los malos del cuento fue perpetrada y distribuida en muchos filmes de Hollywood, y la cultura pop estereotipó al ruso como el villano en las películas, tal fue el caso Rocky, con Iván Drago o en las cintas de James Bond. Hoy esa mala imagen vuelve a manchar la imagen de un país que será fuertemente golpeado por los bloqueos económicos.


Esto al final afecta la imagen de un país, y está claro que Putin quería limpiar esa imagen ante el mundo, y en 2018 se realizó el Mundial de Fútbol en Rusia, buscando mostrarle al planeta entero el potencial turístico de este país, y parecía que con esto buscaba integrarse mejor a occidente en un evento deportivo que mostró el lado hospitalario de la antigua tierra de los Zares. Evento que costó millones de dólares y que si su objetivo era dar la imagen de un país con atractivos turísticos, hoy esta imagen se resquebraja por la guerra.


Incluso a principios del milenio en el año 2000 se generó el acrónimo “BRICS” (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) que se refería a una asociación económica-comercial de las cinco economías nacionales emergentes que eran las más prometedoras del mundo, pero como las bolas de cristal no existen, estas predicciones podrían no llevarse a cabo y las sanciones económicas impuestas por la mayoría de los países occidentales por la invasión a Ucrania podrían representar la caída económica de Rusia.


En temas turísticos será muy complicado viajar, ya que las plataformas de aceptación de pagos como American Express, Visa y Mastercard, eso sin contar a ApplePay y GooglePay que han dejado de operar en este país. Además se han impuesto sanciones contra la aerolínea bandera “Aeroflot” quien tiene restricciones de tráfico aéreo en muchos países miembros de la OTAN, por lo que llegar a este país será complicado y costoso.


Además será difícil poder reservar hospedaje ya que Edreams, Booking, Expedia y Airbnb bloquearon sus sistemas de reservaciones. Cabe resaltar que varios países han cerrado relaciones diplomáticas, por lo que sacar visas, o trámites para viajar a este país resultará algo complicado, lo que desincentivara los viajes en esa región.


Los grandes eventos como el Gran Premio de Rusia de la Fórmula 1 se ha cancelado, la Organización Mundial del Turismo votará la expulsión de Rusia, e incluso la FIFA expulsa a Rusia de las competiciones internacionales y no podrá disputar el Mundial, incluso en el vídeojuego.


Esto sin contar que el mundo occidental no ve con buenos ojos la invasión a Ucrania y muchas personas posiblemente no viajarán a este país durante algún tiempo, lo que representa que el turismo caerá de manera estrepitosa y dejará severos daños económicos en la economía rusa. Esperemos que la cordura de un viejo boomer ex miembro de la KGB se traduzca en paz para el mundo, ya lo decía el Erich Hartmann: “la guerra es un lugar donde jóvenes que no se conocen y no se odian se matan entre sí, por la decisión de viejos que se conocen y se odian, pero no se matan”.


Por otro lado hace unas semana me buscó el medio de propaganda ruso RT, para hacerme una entrevista y me preguntaron en una videollamada vía Zoom, que si el turismo en México se vería afectado por la falta de llegada de turistas rusos a nuestro país. A lo anterior respondí que a pesar del crecimiento que había tenido en los últimos años, en 2019 llegaron 32,893 turistas, lo que representa el 0.07% de los turistas interncionales que llegan a México, por lo tanto no nos afecta en lo mas mínimo.


Pero tergiversaron mis palabras y contrario a todo lo que exprese lanzaron una nota y una cápsula televisiva con el título: "Turismo en México, otra víctima de la guerra económica declarada por Occidente contra Rusia", de la nota pedí que quitaran mi nombre, y del noticiero quedó el vídeo la evidencia de como buscan mentir y engañar mediaticamente a través de sus medios oficiales.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo